Vuelos baratos a Miami, metrópoli moderna con espacio para lo natural

a (2)

En esta nota, hablaremos de dos temas: primero, cómo conseguir vuelos baratos a Miami (para ampliar este tema, vuelos baratos a Miami, con información extra te remitimos a este sitio); segundo, sobre una de las principales atracciones naturales de esta ciudad.

 

¿Cómo conseguir vuelos baratos a Miami?

Sí, existen varios tips útiles para encontrar vuelos económicos. De hecho, la OMT viene anunciando desde hace tiempo que se está dando un crecimiento sostenido del turismo a lo largo y a lo ancho del mundo, debido, en gran parte, a la reducción de los costos de los tickets de avión.

Ahora bien, en realidad, no existen “varios tips”, existe una infinidad de consideraciones al respecto. Nosotros las reducimos a 4, las principales, a saber:

  • Primera consideración. Rastrear y comparar todos los vuelos disponibles y sus respectivos precios en buscadores. Hay muchos, entre ellos, podemos mencionar estos: Momondo, Kayak, Skyscanner, Trabber, Onetwotrip, etc.
    ¡Esos son solo algunos! Vos elegí el que te resulte más cómodo, ya que, por lo general, tienden a manejar la misma información.
  • Segunda consideración. Monitorear los canales oficiales de comunicación de las aerolíneas. Ahí suelen aparecer excelentes promociones, pero por períodos de tiempo muy breves. Y lo común es que pasen desapercibidas, ya que no se anuncian con bombos y platillos.
    Entonces, para no quedar atrás y perderte la ocasión, te sugerimos que sigas a las aerolíneas a través de redes sociales, que te suscribas sus correos publicitarios (“Newsletters”) y que descargues sus apps, muchas veces envían notificaciones directas por este medio.
  • Tercera consideración. Averiguá siempre por aeropuertos alternativos. Muchas rutas son más económicas porque, en vez de terminar en el aeropuerto principal de la ciudad (¡el más caro!), lo hacen en uno de los alrededores.
    Si encontrás alguno que esté inmediatamente cerca de tu destino, ¡genial! Quizás con unos minutos de subte ya te ahorrás unos cientos de dólares.
    ¡Pero atención! Rastreá bien los precios de traslado y los medios respectivos si es que el aeropuerto alternativo no está muy cerca de tu primer hotel. De lo contrario, puede que lo que originariamente era una acción estratégica termine por ser una pérdida de dinero, de tiempo y, sobre todo, un indeseable dolor de cabeza.
    Cuarta consideración. Fechas, tal vez la consideración más relevante, ¡atención con las fechas!
    En principio, los días miércoles y jueves suelen ser los más económicos para viajar, mientras que los fines de semana y los domingos, los más caros (esto se debe a leyes de la oferta —las aerolíneas lanzas sus vuelos los lunes— y de la demanda —la gente tiende a tener mayor disponibilidad para viajar los fines de semana—).
    Asimismo, evitá reservar asientos para fechas especiales y festividades, como inicio de temporadas altas o fechas de recambios, Navidad, Año Nuevo, Pascua, etc. Estos días son más caros.
    A su vez, no reservas con demasiada anticipación ni sobre la hora: en ambos casos, vas a salir perdiendo. ¿Por qué? Porque las aerolíneas lanzan sus vuelos a un precio alto, luego lo bajan en el mediano plazo, más tarde, sobre la fecha, vuelven a

    Excepción: a menos que se vendan todos los asientos, a último momento bajan considerablemente los valores, pero si contás con un cronograma fijo, descartá esta jugada de alto riesgo.

 

Fairchild Tropical Botanic Garden

El Fairchild Tropical Botanic Garden (Jardín Botánico Tropical de Fairchild) es un arboreto y jardín botánico de 33 hectáreas con unas extensas colecciones de plantas tropicales raras, entre las que se destacan palmas, cycadas, árboles de flores y de parras.

Se encuentra junto al Matheson Hammock Park, a 20 minutos en auto desde el centro de Miami. (Fairchild Tropical Botanic Garden 10901 Old Cutler Road, Coral Gables, Miami-Dade county Florida FL 33156).

Este museo botánico fue fundado en 1938 por David Fairchild (1869-1954), uno de los grandes exploradores y recolectores de especímenes de plantas, y Robert H. Montgomery (1872-1953), un contable, abogado y hombre de negocios con una pasión por coleccionar plantas.

Gracias a los viajes que realizó el Dr. Fairchild, se trajeron muchas plantas importantes a los Estados Unidos, incluyendo mangos, alfalfa, nectarinas, dátiles, rábano picante, bambús y cerezos de flor.

Por su parte, Robert Montgomery se retiró a Miami en 1935, pero muchas plantas todavía que crecían en el jardín fueron recogidas y plantadas por el Dr. Fairchild, incluyendo un árbol baobab africano gigante.

Con la dirección del Dr. Fairchild, Montgomery persiguió el sueño de crear un jardín botánico en Miami.

Fue diseñado por el arquitecto paisajista Guillermo Lyman Phillips, uno de los diseñadores más importantes de paisajismo en la Florida del sur durante la década de 1930.

Hoy en día, el Fairchild es un centro de investigación especializado en horticultura y en conservación de palmeras.

 

 

Entre sus colecciones principales, se destacan las siguientes especies: Arecaceae, Cycas, Bromeliaceae, Araceae, plantas de la flora de Madagascar, además de flora del Caribe, bambúes, plantas ornamentales tropicales de flor (árboles, arbustos, y parras), colecciones ex situ de especies en peligro de extinción de Florida, Puerto Rico y de las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

Y entre sus secciones principales, se destacan estas:

  • La selva tropical Richard H. Simons Rainforest que se abrió al público en octubre del 2000.
  • El William F. Whitman Tropical Fruit Pavilion abierto en noviembre del 2003.
  • Y Joyas del Caribe

Te recomendamos dedicar suficiente tiempo al recorrido, ya que es bastante grande y, además, muy interesante. Asimismo, te recomendamos vestir ropa cómoda, protegerte del sol y mantenerte hidratado. Contás con la posibilidad de comer en sus restaurantes o bien llevar tu propia vianda.