Modas que retrasan la maternidad

Es verdad que muchas mujeres no se plantean ni tan siquiera la posibilidad de ser madres, hay quienes aseguran no tener esa necesidad de cuidar a alguien ni quererlo por encima de todo, al parecer hay cosas que las llena mucho más y con eso se sientes satisfechas. Hay muchas mujeres que ni tan siquiera hablan del tema dicen que se conforma con tener a sus sobrinos y que los niños para un rato bien pero que después con sus madres, desde luego es totalmente respetable, lo que pasa que las modas suelen hacer mucho daño sobre todo a personas indecisas que no saben muy bien qué hacer con su vida, y si encima se presenta una periodista famosa contando que ser madre es perder calidad de vida pues evidentemente este tipo de personas se lo plantean seriamente llegando a la conclusión de no querer tener hijos nunca, sin duda una decisión que muchas veces se toma quizás un poco a la ligera y sin pensarlo más detenidamente.

Si nos damos cuenta cada día vemos a más mujeres siendo madres a deshora, con edades ya incomprendidas y que lejos de parecer su madre se acerca más a parecer su abuela, muchas arrepentidas sabiendo que en su momento su tren había pasado y que estaban ciertamente equivocadas. Muchas de ellas habiendo utilizado en algún momento hasta la píldora del día después creyendo en algún momento haber podido quedar embarazada. Es verdad que ser madre no es fácil desde luego nadie dijo que lo fuera, es más ahora tenemos mucha más información que antes nos encontramos con muchos más artículos relacionados con la maternidad en la que ya nos avisan que no es un camino fácil pero diciéndonos a la vez que un hijo al final acaba compensando esas noches sin dormir y esos nervios alterados que nos pondrán más de una vez.

Sin duda se convierte en una experiencia única de la que somos libres de aceptar o no, pero debemos tener claro que cuando tomemos la decisión sea de verdad porque así lo queremos desde nuestro interior, no porque leamos a una persona arrepentida diciendo que es mejor se tía que madre, al final esas criaturas no tienen la culpa de la inconsciencia de una persona que solo quería hacer un programa de televisión como tantos otros en los que solo ha querido vivir la experiencia.