¿En qué época del año hacer el Camino de Santiago?

Además de las rutas, el equipaje y otras consideraciones, uno de los factores que debes tener en cuenta al hacer el Camino de Santiago es la época del año.

Ya sea por las fuertes lluvias, la marea de peregrinos o la disponibilidad de los albergues, la época del año afecta en el peregrinaje.

¿En qué época del año hacer el Camino de Santiago?

En la época de invierno.

Quizá sea una ventaja hacer el Camino de Santiago en invierno, pues la cantidad de peregrinos merma bastante. Con respecto a los albergues, hay dos cosas que tomar en cuenta: que habrá menos gente, lo cual nos permite estar más cómodo, y la otra es que probablemente estén cerrados. Llama antes de ir.

La nieve y el hielo pueden ser una ventaja o desventaja, según la perspectiva del peregrino. Cualquiera que sea tu pensar al respecto, toma las precauciones necesarias.

En la época de verano.

La época del año preferida por los peregrinos, lo que significa que habrá más gente y los albergues estarán un poco más llenos.

Sin embargo, también debes considerar que la mayoría de los lugares estarán abiertos por ser la temporada más movida del año, lo que nos beneficia, pues los albergues abren durante esta época. Asegúrate de llamar para reservar.

En la época de primavera y otoño

Es la opción elegida por muchos, pues es cuando la naturaleza nos sonríe con su belleza y se deja admirar en su máxima expresión, haciendo que los paisajes de todas las etapas del Camino de Santiago sean agradables a los sentidos para los peregrinos.

En estos, se nota un poco equilibrada la cosa: no hay un número excesivo de personas como en verano, pero tampoco está tan vacío como en invierno, lo cual nos permite conocer gente, disfrutar de los lugares históricos sin sentirnos atareados y poder alojarnos en un albergue cómodamente.

Al ser las dos épocas del año más radiantes, hacer el Camino de Santiago en estas épocas del año nos da la opción de conocer todo, disfrutar de los restaurantes, visitar las iglesias y planificarnos mejor.

¡Prepárate bien!

Elijas la época que elijas, la preparación juega un papel importante. Por eso hemos querido dedicarte un apartado a ello, para que tomes todas las precauciones necesarias.

Recuerda que en invierno las temperaturas llegan hasta los grados bajo cero, y en invierno el calor hace de las suyas. Asegúrate de que tu mochila esté bien provista de acuerdo con la época que decidas realizar tu peregrinaje.

Infórmate bien sobre tu ruta de preferencia y las complicaciones que puedan tener en las determinadas épocas y estaciones del año, para que puedas planificar en función a ello.

epoca