Bares que lugares

resuntex.es foto 1

De la hostelería viven muchos españoles, y es que en este nuestro país hay un bar por cada ciento setenta y cinco habitantes, eso hace un promedio de doscientos sesenta mil establecimientos dedicados a la hostelería, ahora con el buen tiempo, es fácil encontrar las terrazas de dichos bares llenas, en busca de refrescarse con una cañita fresquita, o dos.
Aunque la verdad es que no es necesario gozar de buenas temperaturas para que estos establecimientos se encuentren hasta la bandera, como norma general, las personas suelen quedar con amigos en bares, realizamos las celebraciones en los bares, da igual lo que se celebre, la fiesta seguro tiene lugar en un bar. Con la llegada de la crisis se notó un bajón considerable en las ventas, y ahora con el remonte se va notando la subida.

Pero no solo viven de la hostelería los dueños de los bares, en este mundo hay una gran variedad de productos relacionados con los bares y el ocio en general, por ejemplo, si haces búsquedas de manteles hosteleria precios encontrarás un surtido de productos relacionados con la ropa de utilidad en los bares como servilletas, manteles, batas de cocinero y uniformes de camarero.

Y es que es un hecho que a los españoles nos encantan los bares, además de todo tipo y temática, basta con pasearse por cualquier zona de playa para observar la variedad de locales de ocio que podemos encontrar. Lugares donde poder tomar un café tranquilamente, lugares en los que tomar una copa bailando al ritmo de los temas más actuales y punteros, lugares en los que ver alguna exposición fotográfica mientras tomas un refrigerio…un sinfín de posibilidades que nos ofrecen para poder pasar ratos de lo más agradable y poder olvidar el estrés del trabajo y de la familia por unas horas.

Tras un estudio se ha sabido que ahora los españoles, preferimos salir a tomar unas cervezas o unos vinos con su tapita a medio día, a tomar copas por la noche, los gustos de los ciudadanos están cambiando, también es cierto que el gasto medio bajó de los noventa y cinco euros que gastábamos en los años dos mil nueve y dos mil diez a los sesenta y siete euros que nos gastamos desde el dos mil quince hasta la actualidad, esto fue provocado por la crisis que nos afecto hace años y que por suerte estamos superando.