Atento evita descontentos

telefonosdedesguaces

Conducir es placentero, incluso puede serlo cuando se hace por trabajo, la diferencia radica en que al ser por asunto laboral, las prioridades y responsabilidades cambian. Manejar un coche, un camión, una moto o un tractor no son para nada igual, similares reglas o leyes pero son distintos métodos de conducción.

Para evitar inconvenientes en el camión se debe estar pendiente del mantenimiento y las revisiones de rutina, no obstante, hay otras maneras en las que se generan los contratiempos y son perfectamente subsanables si se están conscientes de ellas, éstas son las distracciones. La conducción distraída ocurre cuando el conductor realiza o participa de una actividad no relacionada con conducir.

Distraerse es un riesgo muy grande, ya que desvía su atención del objetivo principal que es mantenerse atento a la carretera, sus condiciones y el tráfico.

Causas de distracciones más comunes

  1. El móvil: mantenerse comunicado es importante, pero debe hacerse en el momento adecuado, no realice llamadas o escribir mensajes mientras esté al volante. Si es una emergencia observe si hay lugares permitidos para orillarse, si no los hay utilice la opción de manos libres, sin extenderse de más.
  2. Ingerir bebidas o alimentos: la buena alimentación también es apropiada para el conductor, sin embargo, no debe hacerse mientras conduce, al menos no a cada momento. Comer o beber cada pocos minutos lo desconcentra y lo relaja, además puede causar somnolencia.
  3. Conversar con acompañantes: no es algo indebido, aunque quien conduce debe evitar instalarse en largas charlas durante todo el camino, debe tener ciertos momentos sin intervenir para mantenerse atento al camino.
  4. Autocontrol: no salga a conducir si está molesto, respire hondo y espere un rato antes de tomar el volante. Si se molesta estando ya al volante trate en lo posible de calmarse y de no poder ceda el mando a quien sí pueda.
  5. Descansar: si conduce sin haber descansado lo suficiente no tendrá mucha energía. Comenzará a sentir fatiga, hambre, flojera, incomodidad en el asiento, entre otros, que le harán desviar su atención de la carretera.

Estar al volante no es cualquier cosa, un minuto de descuido podría dañarle la vida a muchos. Manténgase en forma y tome precauciones antes de salir para evitar cualquier tipo de contratiempos o accidentes.

Para mantener su vehículo listo para cualquier camino consulte www.telefonosdedesguaces.es un directorio online que pone a su alcance la información necesaria para ubicar los desguaces dentro del territorio nacional, con pocos clics encontrará las piezas que requiera a buen precio y de calidad garantizada.